Repetir lo bueno

Estaba preparando la lista de las cosas que quiero hacer este año y lo primero siempre debe ser repetir lo que hubo de bueno en el 2010. Aprovechando alguno de los viajes a mi tierra, tendremos que volver a comer en El Capricho, que además de poner uno de los mejores chuletones de buey del mundo (TIME dice que el mejor, no sé, ya se sabe que esto de los rankings es subjetivo) es un lugar maravilloso en tiempo de setas.

Chuletón y boletus edulis en la Bodega El Capricho, Jimenez de Jamuz. León.

Y no olvidemos la leche frita que tienen de postre. Creo que lo suyo es ir reservando fecha para febrero.