NEXT STATION: ME


Se emborrona la mañana de pronto,
los días son verano,
sencillos,
y escucho palabras del viento
que abren antiguos caminos.

El sol ilumina Madrid de nuevo
como nunca
y al sol de este cielo herido
de belleza sinestésica
todo me suena bien
a la vista.

El dolor se acentúa,
los pasos huelen a oriente
la piel también sangra belleza
y el sudor ilumina las sonrisas
del alma de los que las portan.

De nuevo saben las calles a sol
al sol perdido en invierno
al sol latinoamericano
al sol que resuena a maraca,
la fiesta improvisada.

Huele el verde a robinias arañadas
sus troncos sujetan el cielo
de junio
sus hojas como manos
de falsa acacia me tocan
con carnales intenciones.

La gente ha salido a los balcones
a mirar,
y el tacto de las barandillas desconchadas
por el húmedo invierno
les ha atrapado
como un araña en su red.

Así es:

descompuesta la forma,
el color parejo al alma
del misterio se ha convertido en fórmula,
todo explota de belleza
todo arde de razón esperada.

Madrid es lo que quise que fuera,
lo que siempre quise para mi hogar:
la calle vida
la luz óleo
el verde pleno
la gente yo.

Abrázame futuro
estoy esperando nuevos designios,
ya he vivido esto antes.

Adiós Madrid,
beberé de tu recuerdo
en otro paraiso.

(La espuela, Bautista Nicolás)

5 comentarios:

ana dijo...

¿qué tal andas, pececillo?

Nicho dijo...

bueno, no sé, parece que esta primavera trae novedades.

lo que más me gusta:

la calle vida
la luz óleo
el verde pleno
la gente yo.

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

No le conocía, es grato encontrar interesantes páginas, formas de ver la misma realidad.
Espero que en éste camino, ambos encontremos lo que queremos encontrar.

Todo lo mejor para ti.

PS: El poema, hermoso.

Estupor dijo...

"todo me suena bien
a la vista."
a mí es esto lo que más me gusta.

ana dijo...

pececín yo coincido con nicho respecto a la gente yo.
¿Tu vida cambia?