des-van


(Flex, Chris Cunningham - Imagen de video detenida)

desvanecen
las horas del día tus esperas
inútil el tiempo
la calma fatua
los vientos
el metal pulido
no es filo de nada
ni un canto santo
ni es fruta la sal

desvanecen
las tardes del mes mis mentiras
falso el paso de las hojas
entre tus piernas
mis páginas
los sentidos fallados
el inválido graznido
del ave muerta
del seco mazo

desvanecen
los meses del año nuestras esperanzas
áspera la caricia de la pluma
sin tinta
desgranado el misterio
húmeda la especia
el pulso de la semilla
florecido en hielo
en hielo florecido

6 comentarios:

Anónimo dijo...

nunca he sabido como se limpia un desvan, como se seleciona las cosas que hay q tirar, ni que criterio se elige para guardas otras...
en fin...que aciertes...

Nicho dijo...

El desván es un almacén de recuerdos y de trastos viejos que con el tiempo, a veces, se revalorizan. Por eso las esperanzas son vana ilusión: lo que se necesita es tener suerte (o como quiera llamarse a esa sucesión de causalidades descontrolada). Por eso hay que almacenar: por si acaso.

Juan U. dijo...

...desvanece tu ánimo este caluroso mes de mayo?

¡Por fin clavo el primer arpón!

Un abrazo, Pez.

Estupor dijo...

De tus mejores aportaciones a la poesía.

anag dijo...

señor pez, necesito su ayuda...como hago para nombrar de forma específica los comentarios. Es que siento envidia de sus arpones...

GUSSANITA dijo...

todo pasa
el desván es el lugar de almacenaje de los recuerdos
es donde se depositan todas las ilusiones cuando dejan de serlo